Tertulia con Pascual Pérez López

por

 

 Esta tarde tenemos con nosotros en la Tertulia con uno de nuestros mayores de la Asomada a Pascual Pérez López conocido en el Palmar como “Pascualín de Conesa”, del que quiero destacar sus aficiones a la participación en las representaciones de obras teatrales realizadas en el Teatro Bernal y también su activa participación en los Carnavales de el Palmar.

Nací el 14 de julio de 1929, o sea que voy a cumplir los 91 años.

Mi Padre era Pascual Pérez Conesa procedente de San Javier y representante de Destilerías Bernal a la que le organizó la representación en el Norte, en Galicia, en Castilla, en Canarias, y en general en toda España menos en Andalucía donde se negó a ir porque decía que él no estaba para emborracharse todos los días, que mandaran a otro y no fue allí.

En la guerra, mi Padre se fue a Alcoy donde estaba la Fábrica de papel de fumar y allí le metieron en la cárcel, pero gracias a las cartas de recomendación de el Palmar pudo regresar y lo hizo consiguiendo el papel de fumar que era tan necesario en aquella época, por eso nosotros no pasábamos hambre porque en plena guerra le mandaban un cajón desde Alcoy y recuerdo que mi Madre, que era Juana López Gallego, se arrodillaba delante de él y le decía Conesa no te vayas otra vez a Alcoy y él decía tengo que irme porque es el pan de mis hijos y se iba a Alcoy a traerse el papel de fumar.

Como anécdota tengo que contar que Ginés de la Neta, que era un fumador empedernido, se le acercó un día y le dijo: oye Conesa tu tienes papel de fumar y mi padre le contestó: todo el que necesites y el otro le dijo necesitaría que me dieras algo y mi Padre le dijo: bueno yo sé que tú tienes patatas, pues mira yo te doy papel de fumar y tu me das patatas. Y así nosotros no pasamos necesidad durante la guerra y la postguerra.

Yo estudié en el Asilo y después me fui a estudiar medicina a Salamanca y allí estuve y no aprobé nada más que una asignatura “la práctica anatómica” de primero, pero con esa asignatura cuando regresé al pueblo como aparte de los médicos los demás sanitarios eran los barberos yo podía  equipararme a ellos. Recuerdo que en el Palmar el médico era Don Mariano Espinosa y Paco Rojo era el barbero y hacía de practicante y era muy bueno porque lo resolvía todo.

Así que me dediqué a cobrar letras para los bancos y con esa profesión me jubilé antes de los 65 años.

Cuando tenía 30 años recuerdo que una noche fuimos todos los amigos a cenar a la Alberca y cuando llegó la hora de pagar dijeron la cena que la pague el que el que tenga 30 años y este soltero y como ese era mi caso tuve que pagar la cuenta, que creo recordar fueron 25 pesetas.

Pero a partir de ahí me fui con Pepe Oliva y Paco de Eusebio a festejar a Orihuela, y a los bailes del Casino de Orihuela, y allí conocí a Inmaculada Galiano Pérez y me casé con ella en 1967. Actualmente tiene alzheimer, pero por los hijos que me ha dado me volvería a casar otra vez con ella.

Tengo tres hijos: Pascual, Maria Dolores, Inmaculada  y siete nietos.

Me acuerdo que Don Juan Salmerón, cuando trajeron el cuerpo de Don Fortunato Arias, como yo había venido de Salamanca de estudiar Medicina  me dieron para examinar el cráneo del mismo y lo tuve entre mis manos.

Fernando Oliva era un gran actor pero sobre todo dominaba el dibujo y recuerdo que otra de las actrices de la época era Conchita la del Gordito, que era muy graciosa, y como en aquella época D. Miguel Hellín no casaba de blanco en la iglesia a las que se había llevado el novio, entonces ella que era muy Beata decía: que ojalá me sacara uno y me llevé aunque tenga que casarme en la cruz de los caídos.

Recuerdo también que Roque, el Hermano de la Gordita que sólo mataba un cordero a la semana, una vez a una clienta que le pedía un kilo de credillas, él le decía: como no lo saque de las que yo tengo.

Otro recuerdo es que en la obra Serafín el pinturero de los Hermanos Álvarez Quintero que la dirigí yo y donde Paco el Merry estaba siempre rondando los ensayos y quería entrar y entonces le dije tu entras con el aro como si fueses a participar en la función y así te cuelas.

Uno de los actores mejores de esa época era Ginés el Pise y los ensayos los hacíamos en el local donde había estado la escuela de Doña Filomena.

Yo me siento muy del Palmar y cuando me preguntan de dónde soy digo: yo soy Palmareño, de Murcia y español.

Mi tío Jorge estaba en Licores y una vez cuando mi Padre llegó, Don Juan le dijo: Conesa siempre que no ganes dinero tienes aseguradas 15000 pesetas y mi Padre, que era muy suyo, dio un puñetazo sobre la mesa y al oír eso entraron a ver que pasaba todos, mi tío Jorge y otros y Don Juan dijo: esto es entre Conesa y yo, los demás fuera.

De los Carnavales recuerdo que un año el hijo de Don Mariano Espinosa que era médico iba disfrazado con la cara cubierta y la guardia civil lo denunció, porque estaba prohibido en aquella época taparse la cara. Pero tengo que hacer notar que las primeras que salían disfrazadas en aquella época eran las propias mujeres de los guardias civiles.

Yo mantengo la afición y ahora aquí en la residencia tengo dos o tres disfraces para ponerme. De hecho en el último carnaval me puse uno.

El carnaval no se debe perder porque es la alegría de lo que va a venir después con la semana Santa, comer la sardina, etc..

Yo he ido mucho al Casino y antes al bar Cariño a jugar al dominó, a las porras al igual que en el pasado uno de los que están aquí en la tertulia, Paco Ceferino.

En nuestra peña éramos cinco que íbamos siempre juntos: el Neto, Pablo Eleuterio, Domingo Gallardo el de teléfonos, Paco Ceferino y yo. Íbamos al Bando de la Huerta y al carro de Santo Angel le íbamos soplando las moscas para que no se comieran el pastel que llevaban allí y después nos lo comíamos nosotros.

Recuerdo que cuando se casó Pablo Luterio en Denia, con la chica que había conocido en Francia, fuimos allá pero la noche anterior hicimos la despedida de soltero en Alicante por todo lo alto.

He vivido mucho y he disfrutado mucho con mis amigos aquí en mi querido pueblo, el Palmar.

This site is protected by wp-copyrightpro.com