Entrevista con Antonio Alarcón Noguera

por

Entrevista con Antonio Alarcón Noguera

Teníamos previsto tener una Tertulia con Antonio Alarcón Noguera pero por las limitaciones físicas del mismo no pudo ser, de manera que optamos por tener con él una entrevista, que es la que vamos a resumir a continuación.

Antonio Alarcón Noguera pertenece a una rama de los Alarcones distinta de la de los de Zarandona de la que yo procedo y nos cuenta que su abuelo decía que tenía un primo que era capitán y que se instaló en Madrid. Aquí en el Palmar estaba mi Padre y mi tío Pepe y una tía mía que se casó con el tío Pijín.

Mi abuelo Antonio Alarcón Murcia nació aquí en el Palmar en la huerta, en el carril de los Perdíos al lado del Regueron y se casó con Josefa Mazón de los Martínez del Puerto, que murió joven. La hija de mi tío Pepe estaba casada con Andrés de la Verabina. Víctor Moreno Alarcón, de la Confitería Victor, es mi sobrino, hijo de mi hermana Conchita que estaba casada con el curandero y matachín Victor Moreno Amantes.

Mi Padre Pedro Alarcón Pastor se casó con Josefa Noguera Maiquez, una Hermana de Ginés el Pelícano, y tuvo cinco hijos: yo, José, Pedro, Josefa y Concepción. Mi abuelo se dedicó a las tierras y mi Padre se dedicó a la cría de vacas y traía la leche a El Palmar. Aquí también tenían vacas los Casicas y el Jesules.

Yo cargaba de niño con 6 años mi cantaro y después mi Hermana con la burra y las aguaeras y dos cantaros y hacíamos el reparto por el pueblo.

Nací el 20 de mayo de 1927 y en invierno recuerdo que cuando venía helado a casa me liaba mi Madre con una manta con dos ladrillos calientes y con paja en los pies. Llegamos a juntarnos hasta con quince vacas. Mi Padre en una ocasión fue a Santander con mi tío el Pelícano a comprar varias vacas pasiegas.

Estudié primero en el Asilo, después con Juan el Cojo de la calle del Aire y con Don Antonio Morales cuando se separó de Doña Amparo y allí empecé con la contabilidad y después con Don Pedro, que tuvo una escuela en la casa de los Pérez, también con el Lupia y con Paco de Eusebio y con el hijo del guardia Rafael.

luego hice contabilidad en la Academia Pérez de Lema de Murcia y me presenté en el Banco Hispano Americano y el director me dijo ahí tienes una mesa.

Era el año 1946 y cuando le dije a mi Padre: “ tengo puesto en el banco” me dijo: “ nada, ponte a sacar el estiércol de las vacas”. Y tuve que dejar el Banco y seguir trabajando con las vacas.

Después me fui a la mili y en setiembre de 1948 ingresé en la Academia General del Aire y después me mandaron aquí a Alcantarilla de adjunto al furriel y después de encargado del puesto que había en el aeródromo de el Palmar.

Y eso porque en la mili todos decían que eran analfabetos y cuando me tocó a mí dije: yo soy contable y esa fue mi salvación, me dieron los galones de cabo y ya me licencié así.

Cuando terminé la mili le dije a mi Padre que el mundo lo habían hecho para correr y entonces el me buscó un socio y pusimos una fábrica de losa en el camino de Salabosque. El socio era el Padre de Domingo Galindo, que después fue alcalde pedáneo de el Palmar, y allí perdí los quince mejores años de mi vida.

De la fábrica de losa salí empeñao hasta las cejas y entonces le dije a mi socio Galindo : yo me quedo con el camión y tú te quedas con la fábrica.

Estuve con ese camión año y medio. Después me compré uno nuevo y me dediqué a hacer portes. Y entonces me coloqué en la Cooperativa con unos canteros de Balsicas y ahí he estado 20 años con ellos. La cantera la tenían en Corvera en la finca de Don Angel. Y también íbamos a por mármol a Olula del Río, en Almeria.

Me casé con Carmen Marín Barceló de Torreaguera y me construí una casa en la calle San Roque de El Palmar, frente a la casa del tío Blas Lajarín, donde vivo. Tengo dos hijas que viven en la Huerta.

Recuerdo como anécdota que cuando pasaba por la puerta de cuartel de artillería de Lorca me paraban los militares y los montaba y traía hasta Murcia y en una de esas ocasiones me paró un fraile para ir a Murcia y cuando me dijo de dónde eres y le dije que de el Palmar y que estudié en la Escuela de D. Antonio Morales, entonces él me dijo: tú eres Alarcón, tú eres el que tenía esa letra tan bonita. Y en vez de meterme por Sangonera como hacía siempre, seguí y le llevé hasta el Rollo en Murcia, que era donde él quería ir. Este fraile era Cesar, que fue Profesor mío en la Escuela de D. Antonio Morales

Me acuerdo cuando tu Padre era novio de tu Madre Pilar y cuando tu tío Juan Montoya montó la fábrica de losa y nos dejaba los moldes para hacer losas.

Yo era íntimo amigo de Pepe, el hijo del casero de tu abuelo Juan Alarcón, me acuerdo de su Hermana la Fina y estaba el mayor que era Paco que se casó con una Huertas, Juan que se casó con una de Algezares y el menor de los hijos del casero que era Diego.

 

Entrevistado por Juan Alarcón

This site is protected by wp-copyrightpro.com