Dos Amigos

por

¡ Que grandes amigos ¡ Todo vuestro horizonte parecía estar delimitado a vuestra amistad; a estar horas hablando sin tocar en esas charlas vuestras limitaciones.

¿ Qué limitaciones? ¿Quién puede limitar la imaginación? ¿ Quién la acción de reír y de hablar entre vosotros?. ¡ Cómo os recuerdo¡. Nunca he podido saber que temas tratabais en vuestras conversaciones. Si podía ver que vuestra amistad era de lo más sincera, comprensiva y bonita, que yo en mi adolescencia no podía entender en esos momentos.

Todo el pueblo os quería, y creo que nadie se fijaba en vuestras limitaciones físicas. Todos los jóvenes eran vuestros amigos. Puedo recordar ese pequeño cuarto donde José vendía los tebeos o guardando niños para ganar un poco de dinero, y cuando estaba sólo practicando con su bandurria.

Yo me unía a ese concierto sonando el timbre de su carro de invalido que tenía fuera de su pequeña tienda, que era también en donde todos los amigos se reunían para estar con él y disfrutar de su hermosa amistad. ¡ Con qué paciencia soportaba las bromas que hacíamos con su carro ¡.

De alguna manera ese carro cortó algo las largas horas de conversación de los dos amigos. ¿ Cómo empezó esa separación?

Fue el momento en que los amigos de ambos decidieron que José tenía que salir algo más lejos del sitio habitual e hicieron algunos talonarios de papeletas para venderlas y con ese dinero comprarle un carro a José y que saliera como uno más a divertirse.

A pesar del esfuerzo de estos amigos no reunieron suficiente dinero para comprar ese deseado carro; pero llegó a oidos de D. Bartolomé Bernal que les dijo que él les daría todo lo que faltara porque por encima de todo agradecía el esfuerzo y solidaridad que ellos tuvieron con su amigo. El carro se compró y la vida de José cambió y disfrutó en sus salidas con todos sus amigos.

La amistad con Fernando continuó, pero no volvió a ser lo mismo; José descubrió un mundo nuevo que durante muchos años le había sido desconocido y Fernando se encerró en su mundo en el cual se le acentuó la incipiente depresión que le llevó a su desgraciado final. Se disparó un tiro en la cabeza con una escopeta de caza que se dijo le proporcionó Diego el Chicharra.

José se trasladó a Barcelona para ser operado y mejoró de su total invalidez. Se casó con una chica también minusválida y hasta este momento no sé nada de él.

El Palmar 2018

Josefina González Espuche

Sucedió en El Palmar en torno a 1948

This site is protected by wp-copyrightpro.com