La mujer en el arte

por

 

Las tres hermanas jugando al ajedrez

Los estudios teóricos sobre las mujeres artistas son recientes si se compararan con la historia de la humanidad.

Hasta finales del siglo XX las artistas eran escasas, las mujeres a penas tenían acceso a la cultura, por su  posición de inferioridad en aquella sociedad, a excepción de las aristocráticas francesas del siglo XVIII que sí gozaban del privilegio de acceder a la literatura, al arte y la política. Desde el Neolítico, a las mujeres se les asignaba las tareas de la maternidad, cuidado de hijos y mantenimiento del hogar.

Retrato de Felipe II

En del siglo XX, a raíz de los movimientos de emancipación femenina, en la primera guerra mundial y de la incorporación de la mujer al trabajo industrial, es cuando aparecen las artistas de vanguardia, como las artistas rusas, Olga Rozanova, Natalia Goncharaova, Alexandra Exter…., las artistas surrealistas, Meret Oppenheim, Leonora Carrington, Maruja Mayo, Remedios Varo… y las artistas expresionistas alemanas, Gabriele Münter(compañera de Kandinski), Kate Kolldwitz.

En la decada de los 70, aparecieron estudios en profundidad, sobre el arte, hecho por mujeres junto, con el reconocimiento en la historia del arte de la mujer, cambiando así el discurso, con una visión crítica, sensible, feminista, a la vez que justa.

HISTORIA DE LA MUJER ARTISTA.

La historia de las mujeres artistas comienzan, en el Renacimiento (siglos XVI-XVII) y son pocas pero valiosas y reconocidas.

 

Autoretrato

Sonfonisba Anguisola. (Nacida entre 1532-1535). Hija de una familia noble de Cremona (Italia) Fue la primera mujer artista del Renacimiento con fama y éxito internacional. Sonfonisba tuvo la suerte de beneficiarse de la huella que dejó en esa época el cortesano, Baldassare Castiglione, en la corte francesa, italiana y española, con el “Tratado de Castiglione” en 1528, un compendio de maneras y comportamientos cortesanos, contribuyendo al reconocimiento artístico de la mujer en el Renacimiento.

Almicare Anguisola, su padre un noble de Cremona, dedicado a los negocios, dio una completa educación a Sonfonisba, valorando sus dotes de artista. Llegó hasta mantener correspondencia con Michelangelo en 1557, enviándole dibujos de su hija para que valorase sus aptitudes. En 1559 fue invitada a la corte madrileña, como dama de honor por el rey Felipe II de España y esta estancia en Madrid, se le atribuyen las obras de Felipe II y la reina Isabel de Valois. Posteriormente se casa, en 1570 con un noble siciliano Fabricio de Moncada, con quien pasó el resto de su vida entre Génova y Palermo.

A la artista a lo largo de su historia se le atribuyen quinientas obras, su fama como retratista se extendió por las Cortes europeas. Su primera obra reconocida es el “Autorretrato» (Viena 1554). Otras obras reconocidas son, la magnífica obra “Las tres hermanas jugando al ajedrez» (1554), el “Retrato de Felipe II” (En el National Gallery de Londres) y el “Retrato de la Reina Isabel de Valois” (Museum de Viena).

 

 

This site is protected by wp-copyrightpro.com