Jorge López Bernal vivió por y para Mexico, su República y su querido y adorado pueblo: El Palmar.

por

Hechos históricos para conocer a Jorge López Bernal

Los exiliados españoles en Mexico.

Jorge López Bernal

Jorge decía que no era fácil precisar el numero exacto de asilados españoles llegados a México (país que adoraba) entre 1939 y 1950, después de la guerra “incivil” como le gustaba decir. Él creía, después de haber estado contactando con las distintas asociaciones de refugiados en aquel país que serian unos 25.000. Decía “en 1937 comenzaron a llegar los primeros grupos, el primero fue alrededor de quinientos niños invitados por las autoridades mexicanas los niños de Moreila y un treintena de intelectuales para quienes se fundó la famosa Casa de España en México, lugar donde se concentraron maestros, profesores, industriales, científicos españoles que fueron llegando”.
Cuando hablaba del Presidente Lázaro Cárdenas (a quien le rindió homenaje en representación de los republicanos españoles en 2012) no había quien lo parara “hizo mucho por nosotros él y su esposa Amalia Solórzano quien presidía el comité de ayuda a los Niños del Pueblo Español. Su primer acto fue recibir como hemos comentados antes a unos 456 menores dándoles alojamiento, sustento educación en la ciudad mexicana de Morelia. El presidente Cárdenas nos defendió en todos los frentes internacionales a todos los republicanos españoles y puso bajo su protección a todos los exiliados incluso los que estaban fuera de México como al presidente Manuel Azaña (último presidente en España de la República 1939) que fue enterrado en Montauban (Francia) y envuelto en una bandera mexicana porque los colaboracionistas franceses no le permitieron que fuera envuelto en una bandera republicana el 3 de noviembre de 1940”.

La llegada de todos estos refugiados científicos e intelectuales a México, “se llevó a cabo en dos etapas, la primera en 1938, con la creación de la Casa de España en México, para que sirviera de centro de reunión y de trabajo siendo iniciada por tres españoles ya residentes en México: el doctor Luís Recaséns Fiches, profesor de la Facultad de Derecho de Madrid y los escritores José Moreno Villa y León Felipe (poeta). Gracias a la labor de maestros, profesores, médicos, catedráticos españoles acogidos el la Casa de España y sus actividades en la Universidad Nacional Autónoma de México, en el Instituto Politécnico Nacional con conferencias, cursillos, publicaciones; el panorama cultural de México se vio favorecido: la filosofía, la historia, la literatura, las artes plásticas, la medicina, la física, la química y tantas otras disciplinas fueron enriqueciendo el saber de la cultura mexicana, esta estaba siendo puesta en contacto con la cultura y el saber más innovador de Europa”.

La otra etapa –decía- “fue a partir del año 1939 cuando acabó la Guerra Civil, con la derrota de los republicanos a finales de enero de ese año, la mayoría de los refugiados se dirigieron a la frontera con Francia en este país a los españoles se les ofrecieron cuatro opciones;: ser contratados a título individual por patronos agrícolas o industriales, integrarse en Compañías de Trabajadores Extranjeros, alistarse en la Legión Extranjera o en los Batallones de Marcha de Voluntarios Extranjeros. De unos 50.000 españoles que llegaron primeramente , alrededor de 12.000 fueron enviados a la línea Maginot y al primer frente y unos 3.000 a la zona comprendida entre la línea Maginot y el Loira. Otros 5.000 se encuadraron en los Batallones de Marcha. En los campos quedaron los hombres mayores, los enfermos, los mutilados y aquellos considerados peligrosos por su activismo político. El 1º de septiembre de 1940, con la invasión de Polonia y poco después con la invasión de Francia y su división en dos zonas, las condiciones de vida de los refugiados españoles se agravaron aún más”.

“En 1940, cuando la ocupación alemana de Francia, el riesgo de los asilados españoles era enorme, estaban expuestos al secuestro, la extradición a España o a la deportación a los campos de explotación y de extermino alemanes, de hecho muchos acabaron allí, fue entonces cuando el gobierno del General Cárdenas movilizó en México en un gesto de solidaridad internacional a sus diplomáticos en diversos países, sobre todo en Francia para proteger a los refugiaos españoles”. “Y así era, el gobierno mexicano y los responsables políticos republicanos en Francia estaban muy preocupados porque se veía la intención de los militares nazi; en una carta enviada de la embajada alemana al Ministerio de asuntos Exteriores franquista ese mismo año conminaba a Franco a hacerse cargo de los 2000 exiliados que se encontraban internados en Angoulême. En una segunda carta insistía en que Franco también se hiciera cargo de los más de 100.000 refugiados que se encontraban en los campos del sur de Francia y en caso de que Franco se negara a acogerlos los nazis los alejarían de Francia. El régimen nazi obligó además a 40.000 republicanos españoles exiliados en Francia a incorporarse forzosamente a sus batallones de trabajo, mientras otros12.000 republicanos españoles fueron a parar de forma obligatoria a diversos campos de concentración y exterminio. Así pues ante el panorama tan desolador, se aceleraron las gestiones políticas internacionales y en particular las mexicanas para evitar el desastre. Comienza por tanto por parte de las autoridades mexicanas la labor de ir seleccionando y entrevistándose con políticos e intelectuales españoles en Francia para acogerlos en México, para ello el presidente Cárdenas envía a personas de su confianza a París y se inicia el acogimiento hacia México desde Francia”.

La República en el exílio.

La Republica Española en el exilio mantuvo sus órganos republicanos entre 1939 y 1977, todas las instituciones se conservaron después de la guerra “incivil” según decía Jorge. La sede del gobierno en un principio se instaló en la ciudad de México, luego se traslado el 8 de febrero de 1946 a París, Francia desde que las Cortes en el exilio se reunieron en París el 27 de julio de 1939, no se volvieron a reunir hasta el 17 de agosto de 1945 en México, en esa reunión Diego Martínez Barrio promete como Presidente interino de la II República en el exilio ( desde 1939 a 1962) y reunidos del 7 al 9 de noviembre de ese mismo año en Ciudad de México deciden dar el voto de confianza a José Giral (Presidente del gobierno desde 1945 a 1947) para que presida el gobierno y forme su ejecutivo. Conviene saber que a partir de 1962, el carago de presidente de las Cortes coincidirá en la persona de los sucesivos presidentes de A II República española, para evitar que Dolores Ibárruri, elegida Vicepresidenta de las Cortes durante la Guerra Civil pudiera presidirlas. Durante todo el tiempo que duro la II Segunda Republica en el exilio se fue nombrando presidentes de la II República y presidentes del gobierno.

México fue el primer estado en reconocer como legitimo al gobierno en el exilio de la II República en agosto de 1945. Esta decisión se mantuvo hasta 1977 (disolución de la II República), cuando se restablecen las relaciones diplomáticas entre México y España. También México reconoció a los exiliados españoles desde su acogida por el gobierno de Lázaro Cárdenas, dándoles facilidades para establecerse en suelo mexicano. Otro estado fue Yugoslavia, los países del Pacto de Varsovia no reconocieron al gobierno de Franco pero tampoco reconocieron claramente a la República. En 1945 México plantea una moción de repudio al gobierno de Franco y se reconoce al gobierno de la República en el exilio la representación de España a nivel internacional. Ese reconocimiento es respaldado por las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial. En 1946 la ONU vota excluir el ingreso en el organismo del estado español de Franco pero no hace un reconocimiento rápido de la II República.
¿Por que el franquismo es reconocido internacionalmente? Con las primeras tensiones de la Guerra Fría (países comunistas enfrentados a países occidentales) el aislamiento del régimen franquista empieza a ser descartado por EEUU y están dispuestos a prestar ayuda financiera, militar y política a todo país que se oponga al comunismo. En 1950 el gobierno de Franco consigue de los americanos la posibilidad de ir abriendo embajadas en distintos países. En 1955 la España franquista ingresa en la ONU apoyada por EEUU, a partir de entonces, el gobierno republicano en el exilio pierde toda opción de ser siquiera tomado en cuenta por los países aliados de EEUU de Europa Occidental. El gobierno franquista aparece como aliado de EEUU en su lucha contra el comunismo, a la vez estos se aprovechan de la situación geográfica de España en el Mediterráneo y el Atlántico y piden instalar bases militares. A cambio de todo esto el régimen franquista renuncia públicamente a su ideología fascista. El primer estado que lo reconoce es el Vaticano. Toda esta situación es corroborada por la visita que hace el presidente americano Eisenhower a España en diciembre de 1959. La II República va perdiendo apoyos.

Tras el fin de la guerra, acelerado por la división interna de los mismos republicanos, los recelos entre los distintos partidos del Frente Popular se vieron acentuados y se fueron complicando las relaciones, todo agravado por el contexto internacional. El PCE y el PSOE. En agosto de 1939 hicieron un pacto entre la URSS y el Tercer Reich, en el que se establecía la colaboración entre los dos regímenes, esto perjudicó a los partidos occidentales sobre todo al PCE pues obligaba a estos de corte comunista no criticar al régimen alemán después de su invasión a Polonia y hablar mal de las democracias capitalistas. Después del ataque de la URSS a Finlandia y la invasión soviética a Lituania, Letonia y Estonia en junio de 1940 puso en una posición difícil al PCE dentro de los republicanos en el exilio y especialmente a Juan Negrín presidente del gobierno republicano en el exilio (desde1939 a 1945), socialista y apoyado principalmente por el PCE. Esto posibilitó que desde final de 1939 los responsables exiliados a México del PSOE liderados por Indalecio Prieto establecieran la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles (JARE) como órgano separado del Servicio de Emigración de los Republicanos Españoles (SERE) fundado en Europa por el gobierno de Juan Negrín. Esto mostraba la división que había, un bloque leal a Largo Caballero e Indalecio Prieto y otro bloque liderado por el socialista Juan Negrín apoyado por el PCE.

Cuando Alemania invade la URSS el 22 de junio de 1941 los comunistas de Europa Occidental reanudan la lucha contra el fascismo. La invasión nazi de Francia obligó a escapar a los lideres de la Republica de Francia, estableciendo la sede del gobierno del exilio en México, algunos quedaron en Francia como Largo Caballero y murieron enfrentándose a los alemanes o en campos de concentración. El gobierno de Negrín sustentado por el PCE y la Unión Nacional controlaba las fuerzas guerrilleras que actuaban en Francia casi como un ejército republicano. Esto suscitaba recelos, un ejercito republicano dominado por comunistas no gustaba a los republicanos en México, estos ante la discrepancia crearon la Junta Española de Liberación (JEL) con una vocación alternativa en 1943 al gobierno de Negrín, esta junta la presidio Diego Martínez Barrio y luego Félix Gordón Ordás (presidente de gobierno desde 1951 a 1960) con la presencia en la secretaria de Indalecio Prieto. En 1943 el PSOE refugiado en México no reconocía la legitimidad del gobierno republicano presidido por Negrín refugiado en Londres desde 1940. A finales de 1944 cuando Toulouse (Jorge hablaba mucho de Toulouse) fue liberado paso a ser la capital del exilio republicano y en él se intensifican las actividades del JEL de México refundiéndolo en ANFD (Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas, septiembre de 1944) donde a los partidos que formaban el JEL se les unió Izquierda Republicana, Partido Republicano Federal, Movimiento Libertario y los sindicatos CNT Y UGT. En 1944 se firma el pacto de la ANFD en la que se plantea un acercamiento a los monárquicos y las potencias occidentales. Todo ello sucede cuando fracasa la invasión republicana del Valle de Aran por los guerrilleros vinculados a la Unión Nacional y a la reactivación del maquis en el interior de los años 1945 y 1946.

La impopularidad de Negrín hace que la jefatura del gobierno en el exilio pase a José Giral, ya instalado en París a inicios de 1945. Giral reúne más consensos políticos, desde el PCE con Santiago Carrillo hasta Castelao (galleguista) y Rafael Sánchez-Guerra (republicano conservador). A pesar de todo, la unidad republicana no existía, los seguidores de Indalecio Prieto, coqueteaba con Gil Robles para derrocar a Franco, lo mismo hacia la CNT. El PCE y los anarquistas querían forzar la situación para provocar la caída del régimen después de las derrotas de Alemania e Italia, mientras los republicanos se mantenían atentos esperando la caída de Franco. En 1947 es presidente de gobierno en el exilio Rodolfo LLopis, (desde 1947 a1947) este no prescinde del PCE como quería Indalecio Prieto socialista también participa distintos partidos desde el PNV hAsta la CNT. El PSOE abandonará el gobierno republicano para desvincularse de los comunistas.
El declive republicano. Los gobiernos sucesivos de Álvaro de Albornoz y Liminiana (presidente de gobierno desde de 1947 a 1951) son abandonados por el PSOE Y el PCE, solo cuentan con ministros de republicanos de centro y carece de apoyos masivos entre los exiliados. Paralelamente España sale de su aislamiento, a pesar de todo en 1950 hay graves problemas económicos pero el gobierno de Franco no se descompone, lo que estaban deseando los republicanos en el exilio, cada vez más España es reconocida mundialmente. Sin el apoyo del PSOE ni el PCE y con las fuerzas franquistas reconociendo la restauración monárquica, los únicos grupos republicanos muy mermados en su influencia que quedan son la Unión Republicana y la Izquierda Republicana que sostiene a un gobierno de la Republica muy mermado. Las necesidades políticas hicieron que la Izquierda republicana y la Unión Republicana se unieran en 1959 para fundar Acción Republicana Democrática Española (ARDE). A partir de mediados de 1950 las instituciones republicanas aunque persisten en la lucha en sus sedes de México y Paris, dejan de tiene importancia, fuera del conjunto de los exiliados, no contaran en las relaciones internacionales, ni serán tenidas en cuenta por los grupos de la oposición al franquismo y mucho menos por PSOE y PCE que surgen en la década de 1960. A partir de esta fecha los republicanos apenas tienen vínculos con los partidos políticos dentro de España, también muchos de los lideres republicanos han muerto (Giral, Martínez Barrio, Prieto, Largo Caballero..) en el exilio, los cargos van siendo ocupados por republicanos más jóvenes, menos conocidos dentro de España.
¿Que pasa dentro de España? Socialistas de Indalecio Prieto y derechas de Gil Robles opuestas a Franco no se ponen de acuerdo. Franco reúne al Príncipe Juan de Borbón para confiarle la educación de su hijo Juan Carlos de Borbón paralelamente a estas conversaciones Franco permite en San Juan de Luz que el PSOE firma un pacto con la Confederación de fuerzas Monárquicas en 1948 cinco días después de la entrevista. En ese año el PCE renuncia a las actividades del maquis, optando por una politica de reconciliación nacional incluyendo la infiltración en los sindicatos verticales. Todo esto hacia que sobre todo PCE y PSOE no contaran con los partidos actuaran de la Republica en el exilio. El fin de la dictadura de Franco tuvo que esperar largos años hasta la muerte de Franco en 1975, la transición y las elecciones de 1977, en el que solo para estas elecciones dos temas estaban vetados, LA REPÚBLICA Y LA UNIDAD DE ESPAÑA, esto anulabas por completo las esperanzas de ARDE, partido que ostentaba la representación política de la República que militaba Jorge. La legalización del PCE donde Santiago Carrillo aceptó la bandera roja y gualda por la tricolor de la República acabó de darles la puntilla.
Disolución de la República. Tras tener escasa relevancia en la década de los 70, la República en el exilio después de las elecciones del 15 de julio de 1977 emite por boca del último presidente de la República en el exilio D. José Maldonado presidente de la Republica desde 1970 a 1977) junto con el último presidente del Consejo de Ministros D. Fernando Varela ( presidente del gobierno desde 1971 a 1977) la Declaración de la Presidencia y del Gobierno de la republica Española en el exilio el 21 de junio de 1977, en París. En dicho texto los lideres de la República en el exilio acaba manifestando que “Las instituciones de la República en el exilio ponen así término a la misión histórica que se habían impuesto. Y quienes las han mantenido hasta hoy, se sienten satisfechos porque tienen la convicción de haber cumplido su deber”. La República y sus instituciones se disuelven sin reconocer a la monarquía instaurada en 1975 pero aceptando las elecciones de 1977 y la democracia surgida de ellas. La República y sus órganos se disuelven después de casi 38 años de exilio.

Después de la disolución de la República surge por toda parte del territorio español asociaciones republicanas manteniendo vivo el espíritu de la Republica, intelectuales, simpatizantes, herederos directos del la Republica desde los ateneos o espacios culturales y fuera de la influencia franquista, comunista, socialista etc., mantenían ese espíritu nostálgico pero actual. En la actualidad el debate empieza a estar presente.

Como vivió Jorge este periodo histórico hasta su muerte en 2013

Jorge era un luchador nato, culto, trabajador, desprendido, siempre estaba ofreciendo lo que tenía que materialmente no era mucho pero lo daba por poco que fuera, pero espiritualmente era mucho, de vez en cuando se acercaba algún necesitado a su casa junto a la iglesia y le daba lo que tenía. Era muy popular por su aspecto fácil de identificar pero sobre todo por su pasión por la política y su República. Era amante de México pero más amaba a España y sobre todo a su Palmar del alma, no pasaba día que no lo vieras por el autobús o por el pueblo compartiendo con algún vecino un café con “cremita” como decía o gastado bromas en cualquier bar, e incluso en algún portal discutiendo de forma apasionada lo que el quería no lo que tu querías que te dijera. Era enigmático te contaba muchas cosas pero uno intuía que había más, que conocía mucho y no quería contar. Esto sucedía sobre todo cuando éramos jóvenes y él nos trataba como ingenuos que lo éramos y nos contaba historias de México, de Paris, de Tánger, de Alemania, de Argentina y no te enterabas de que iba todo esto, solo veías que en la época franquista paseabas con una persona que llevaba una bandera Republicana en la solapa, que daba un poco de miedo porque todo el mundo decía que era ilegal pero no te preguntabas nada y no sabías como contextualizar las conversación o sus comentarios
Trabajó en las plantaciones de Café fue militar con un trato de refugiado. En su labor política conoció Al Che Guevara (estuvimos viendo con él la película El Che dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Benicio del Toro y comentaba como conoció al Che en Mexico cuando conducía en una linea de autobuses, a Fidel Castro o a su hermano, a Máx. Aub, a Cárdenas, al cardiologo lorquino Rafael Mendez, a la familia Ruiz Funes, a Sanchez Albornoz, a los presidentes de la República en el exílio y así a muchas personalidades influyentes.

Para estar más cerca de España todo el gobierno de la República en el exilio se traslado a París, allí continuo conn su labor republicana y representó al gobierno republicano en distintos eventos y paises. Allí vivió los últimos momentos de la II República

Devuelta a España centró su labor política en Elche, en el Ateneo republicano, se presentaron con ARDE a las elecciones de 1974, siendo derrotados políticamente.

En El Palmar fue: Organizador en 1991 de la única huelga general que se hizo en El Palmar contra la droga,  Presidente de la Asociación de Vecinos, ayudo en las labores de la alcaldía al pedáneo José Cuartero, asesoró a distintas asociaciones, trabajo para ver su ultima ilusión el Museo El Palmar, dejo un libro a medio sobre El Palmar etc.

Así vivió Jorge toda su vida siendo fiel a su República sin hacer daño a nadie con esperanza de que algún día esta, volviera a instalarse en España.

This site is protected by wp-copyrightpro.com