Entrevista a José Abenza Moyá, Escultor y Belenista

por

Vive en el Barrio de los Rosales de El Palmar, su padre tenía un taller en el Camino de Algezares, en el que aprendieron el oficio los hermanos Griñán de Puente Tocinos, que ahora se han hecho muy famosos porque utilizaron los diseños del escultor murciano José Hernández Navarro de los Ramos, quien tras salir de la Escuela de Artes y Oficios, después de algún que otro trabajo, se asentó durante quince años en el taller de los Hermanos Griñán. Allí modeló cerca de un millar de figuras, muchas de las cuales son los moldes que hicieron famosos a los belenistas de Puente Tocinos. Gracias al trabajo de José Hernández con las figuras pequeñas ha conseguido firmar muchos encargos con las maquetas porque se convirt en un experto en figuras pequeñas y las hacía con tal perfección que se las aprobaban siempre. Además, ese aprendizaje le permitió ser el autor de uno de los belenes más admirados de la ciudad, el que monta la peña La Pava en San Juan de Dios. «Es que es una maravilla, son piezas únicas, esculturas en miniatura. Estoy muy orgulloso de él», confiesa vivamente.

De ahí a convertirse en uno de los imagineros referentes en la Región de Murcia solo ha hecho falta el paso de los años. Está representado en nueve de las diecisiete procesiones de la ciudad. Y llena las calles de las pedanías en sus semanas de Pasión. Su obra cumbre es ‘El Descendimiento’, de 1986, que sale en la cofradía de la Misericordia en la tarde del Viernes Santo. Entre el resto de la Región y otras ciudades españolas suma más de 400 esculturas. No tiene clara la cifra porque confiesa que es un poco desastre a la hora de documentar y catalogar sus obras. Se considera seguidor de Salzillo, de Sánchez Lozano y de González Moreno.

Volviendo a José Abenza , este que nació en el Paseo Corvera, 53 de Murcia en 1940, estudió 5 años artes y oficios en la Sociedad Económica de Amigos del País sita en la calle Sociedad, trabajó con el escultor de Murcia Gregorio Molera Tora autor de la samaritana de el Carmen, y se ha criado con artistas como Pepe Molera el padre, José Hernández, Jose María Párraga,.. en un taller que tenía Gregorio Molera en la calle Capuchinos, ha sido amigo de Antonio Campillo que ha muerto hace poco, se vino a vivir a El Palmar cuando se casó en 1970, y es uno de los pocos belenistas que quedan todavía activos.

This site is protected by wp-copyrightpro.com